10 actividades para enseñar matemáticas de una manera fácil y divertida para los niños

Muchos padres creen que enseñar matemáticas a los niños es trabajo de los maestros y ¡eso es todo! Y no porque no crea que sea importante, sino porque solo hablando de matemáticas, muchas personas ya están temblando, y encuentran que esta es una de las materias más difíciles de la escuela. Pero no tiene por qué ser así, enseñar matemáticas a los niños como parte de su vida diaria le ayudará a asimilar mejor los conceptos aprendidos en la escuela. Y esto se verá reflejado en tu futuro, sin que la disciplina sea vista de forma negativa. Para ayudar, trajimos diez actividades y juegos para enseñar matemáticas a los niños.

1 – Dibujo y collage

Trabajar con el espacio y la forma ayuda al niño a identificar objetos y figuras, contornos, etc. Y el dibujo es una actividad rica en este sentido, porque puede representar la realidad en papel utilizando diferentes materiales (pintura, arcilla, arena, arcilla, algodón, etc.). Otra actividad importante es la construcción de modelos: el niño explora el espacio circundante y descubre progresivamente profundidades, analiza objetos, formas, dimensiones y organiza mentalmente sus movimientos.

Dos Rompecabezas

Un juego de rompecabezas es ideal para desarrollar habilidades matemáticas a tiempo. Los juegos más básicos enseñan el razonamiento espacial y los más elaborados enseñan formas y tamaños. Los niños también usan habilidades como secuenciar y ordenar para agrupar las piezas.

3 – Bloques

Dependiendo de la edad, pueden ser bloques planos de cartón, madera, plástico o los conocidos como «Legos», pero la construcción y organización de estructuras con cualquier pieza requiere matemáticas básicas, habilidades de ingeniería y geometría. ¡Para que la idea suceda, los niños usan tamaño, forma y secuencia!

4 – Juegos de mesa

Los juegos simples y populares tienen un gran potencial para enseñar matemáticas a los niños. Tic-tac-toe, damas y ajedrez, por ejemplo, aprende estrategia y lógica. Otros que involucran dinero falso, por ejemplo, enseñan matemáticas avanzadas y gestión de valores. La batalla naval es otra cosa que merece ser destacada: el jugador tiene un área dividida en cuadrantes o regiones delimitadas, donde tiene que posicionar varios objetos en ese espacio, aprendiendo nociones de espacio, geometría, dimensiones, proporciones.

5 – En el mercado y en la organización de origen

La lista de compras de la semana ofrece una multitud de oportunidades de aprendizaje. Por ejemplo, en la sección de frutas y verduras del mercado, los niños pueden aprender sobre pesos, medidas y comparaciones. Los padres pueden hacer preguntas y explicar los conceptos de manera concreta. Ejemplo: «¿Cuántas manzanas se necesitan para formar un kilogramo?». Los niños también pueden practicar habilidades matemáticas básicas: suma, resta, división, multiplicación y estimación. En el mercado o en casa, vale la pena hablar de cuánto se gastó, cuánto quedó, cuántas comidas se pueden preparar con los ingredientes comprados.

6 – En la computadora

Juegos de laberintos, exploraciones, tesoros escondidos, construcciones enseñan a los niños los conceptos de sucesión, tamaño, geometría y conteo.

7 – Gestión de asignaciones

Una de las mejores formas de enseñarle a su hijo a desarrollar habilidades para administrar el dinero es darle una asignación semanal o semanal. Explique, por supuesto, que el dinero debe usarse sabiamente para comprar cosas necesarias o deseables.

8 – Recetas

¡Hay muchas matemáticas escondidas en la cocina! Los niños pueden leer una receta y comprender la extensión o la cantidad de ingredientes necesarios para prepararla. También puedo modificar la receta, usando división o multiplicación para hacer una porción más grande o más pequeña, ¡también es una excelente manera de establecer mejor tus conocimientos sobre fracciones!

9 – Cuenta los frutos

Antes de llegar a la cocina, el juego puede comenzar con frutas a la hora de la merienda, desarrollando habilidades importantes como: la memoria, la imaginación, la noción de espacio, la percepción y la atención. Una idea es dibujar círculos en una servilleta de papel y colocar trozos de manzana, uva y otras frutas cortadas. A medida que el niño come, puede contar las frutas, las partes, puede hablar de formatos, etc.

10 – Fecha

¡Cualquier juego de dados implica matemáticas! Un juego sencillo para jugar con niños mayores: usa dos dados. Cada jugador debe lanzarlos al mismo tiempo. Quien, en diez rondas, gane 10 puntos más a menudo, gana. Si la puntuación es superior a 10, indique cuántos puntos obtuvo más. De lo contrario, cuántos faltaban.

Lee mas

Por qué todo tiene que ser divertido para los niños

Cómo aprender sobre el terremoto con un huevo

Medida didáctica para niños

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *