¿Sabes qué es el aprendizaje cooperativo?

¿Recuerdas jugar en un balancín cuando eras niño? El juguete solo tiene sentido si tiene dos personas, una a cada lado, cooperando para que se mueva. Sin el otro, el juego no ocurre. Esta es una metáfora de nuestra vida diaria en la comunidad. La presencia y participación activa de otras personas es fundamental para nuestro desarrollo.

Y para los niños esto se percibe aún más claramente. Los juegos y las actividades grupales son comunes en el aula, ya que la diversidad ayuda a fortalecer el aprendizaje y estimula el desarrollo de las habilidades socioemocionales de los niños.

Aprendiendo de las diferencias

El aprendizaje cooperativo es un proceso en el que los participantes se ayudan (cooperan) y confían unos en otros para lograr una meta. Puede que el nombre no suene tan familiar, pero la práctica es conocida por los padres y maestros: actividades en grupo. Además de estimular y desarrollar las habilidades sociales, el aprendizaje cooperativo anima a los niños a cuidar de los demás, estimula el pensamiento crítico y ayuda y estimula el diálogo.

En las escuelas, esto se hace de diferentes formas, pero también puedes fomentarlo en casa. Por ejemplo, en una fiesta de cumpleaños para niños, programe actividades grupales a las que todos deberían asistir. Esto es más eficaz que dejar que los niños que no pertenecen al grupo jueguen de forma proactiva. Los niños tienen sus propios grupos de amigos y amigos cercanos, pero esto no puede ser un impedimento para conocer y aprender de otros niños con culturas y personalidades diferentes a la suya. ¡Esto solo traerá beneficios y aprendizaje para ella!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *